Fiestas, cultura y tradiciones...

Fiestas con el distintivo de Interés Turístico y/o Gastronómico de Extremadura, como la Fiesta de la Tenca, el Día de la Luz de Arroyo de la Luz o la Pedida de la Patatera de Malpartida de Cáceres, junto a otras manifestaciones culturales, religiosas y seculares como el Festival de Teatro Clásico de Alcántara, Baile del Cordón de Brozas y Villa del Rey, las Purificás con la celebración de las Candelas en Monroy, Santiago del Campo, Hinojal y Talaván,  San Sebastián en Hinojal o la celebración de otras fiestas en honor a diferentes santos y vírgenes. Todas estas celebraciones acercan al lugareño y a sus visitantes una cultura de antaño, conservada y respetada a través de los años, que se ha sabido conjugar con gustos y celebraciones más actuales y modernas donde tiene gran presencia la gastronomía: la Matanza popular de Alcántara, Aliseda, Mata de Alcántara, Piedras Albas y Villa del Rey, la Feria Agroalimentaria de Santiago del Campo, la Feria Agroalimentaria de la Morcilla Ventera de Navas del Madroño, las Coles con Buche de Arroyo de la Luz y de otras localidades del territorio, la Caracolá y el Día de la Mormentera de Alcántara, la Semana de la Torta del Casar y su Feria Europea del Queso en Casar de Cáceres, el Almendro en Flor en Garrovillas de Alconétar y las tradiciones también presentes en celebraciones como La Pela del Potro en Mata de Alcántara y Los Toros de Navas del Madroño, Brozas (declarados Patrimonio Cultural Inmaterial del pueblo de Brozas) y Garrovillas de Alconétar, además de actividades que ponen en valor el patrimonio etnográfico,  cultural y natural del territorio, celebrándose así la Semana de la Cigüeña en Malpartida de Cáceres, la Muestra etnográfica de Garrovillas de Alconétar, la Recreación histórica del Tesoro de Aliseda o Jornadas sobre la trashumancia y la cultura pastoril en diferentes localidades de la comarca.

Cultura y tradición se mantienen vivas gracias al trabajo de queseros, alfareros y grupos de folclore que no dudan en dar a conocer los secretos mejor guardados de estos tesoros del tiempo. Varios son los grupos de folclore que trabajan en mostrar los cancioneros y bailes tradicionales de la comarca, al igual que los queseros del territorio y los alfareros ubicados en Arroyo de la Luz declarada Ciudad de la Cerámica, que intentan mostrar el delicado trabajo de este oficio con visitas guiadas a sus instalaciones y que no se pierda en el tiempo este oficio. Tahonas y hornos artesanos, productores de miel, de productos ecológicos,… conservan también las huellas de antaño pudiendo disfrutar de exquisitos productos impregnados del sabor rural.