Iglesia Santa María de Gracia

Mata de Alcántara

MATA DE ALCÁNTARA, se sitúa en el centro de las dehesas que circundan el Tajo, en el margen izquierdo del río, al oeste de la provincia de Cáceres. Su terreno se caracteriza por su naturaleza paleozoica pizarrosa del silúrico, con algunas fajas de cuarcita y granito.
Su devenir histórico está sujeto al pastoreo, como muestra el ingente patrimonio en forma de bujíos repartidos por todo su término. A partir de la segunda mitad del siglo XIX es cuando oficialmente se la denomina Mata de Alcántara, aunque para los habitantes del pueblo sigue siendo La Mata. Dependió desde el medievo de la Orden de Alcántara, orden militar que ha vestido su historia y moldeado sus monumentos. Esta localidad sufrirá, al igual que los demás pueblos, los efectos de la inestabilidad política de la corona de Castilla en el siglo XV, hasta la llegada al trono de los Reyes Católicos. La Orden de Alcántara se ve afectada con una guerra civil entre sus principales mandatarios, repercutiendo en los pueblos sobre los que ejerce su jurisdicción. El siglo XVI es el siglo de desarrollo y crecimiento de esta zona y en La Mata queda plasmado a través de la construcción de su iglesia parroquial de Nuestra Señora de Gracia, declarada Bien de Interés Cultural. En los siglos XVII y XVIII sufrirá las consecuencias de las guerras con Portugal, que se traducen en saqueos y pillajes por parte del enemigo y con los inicios del siglo XIX, se verá afectada la invasión francesa durante la guerra de la Independencia.
Mata de Alcántara es un pueblo repleto de historia e historias que contar, con vestigios destacados y una gran diversidad de fiestas y tradiciones que mostrar.

Bohío

¿QUÉ VISITAR?

Iglesia de Nuestra Señora de Gracia. Se construyó en la época de mayor esplendor de la orden alcantarina en el siglo XVI. Se sitúa en el centro de la Plaza de España y es de estilo renacentista. Fue levantada por el arquitecto Pedro de Ibarra muy conocido en la Orden de Alcántara. En su construcción se observan claramente dos partes definidas. Edificada con sillares de granito en el ábside y parte de los laterales, terminada la nave con mampostería de granito en sus últimos tramos y cubierta con una magnífica bóveda de crucería estrellada. En el interior de este edificio resulta de interés el retablo mayor, que corresponde a finales del siglo XVI, un pequeño retablo en el muro del Evangelio con pinturas que representan a San Bernardo y a San Francisco del siglo XVIII, así como restos de pintura mural del siglo XVI atribuida a Juan de Ribera. Todo ello ha merecido su declaración de Bien de Interés Cultural.

Ermita de San Lorenzo. Se encuentra ubicada en el paraje de la dehesa de la Montosa. Es de reciente construcción, eligiéndose las ruinas de la ermita de San Sebastián para ella y dedicada a San Lorenzo, patrón de todos los Matiegos. Alrededor de la ermita, podemos observar el maravilloso entorno natural, así como encontrar numerosas tumbas antropomorfas de granito y curiosas formaciones de bolos pertenecientes a diferentes épocas prerromana, romana y medieval.

Ermita Santa Marina. Primer templo religioso que tuvo la población al reconquistar la zona, debió ser edificada por los monjes de la Orden de Alcántara. De ella solo quedan algunas piedras bastante bien labradas.

Edificaciones militares-religiosas. Pertenecientes a la Orden de Alcántara encontramos el Convento de la Fraila, antiguo convento que a la vez fue casa fuerte, defendida por gran cantidad de garitas, y Casancabo (Casa del Cabo), antiguo cuartel situado a las afueras del pueblo que controlaba la calzada que unía Alcántara con Alconétar a su paso por La Mata. Ambas edificaciones tuvieron sus propias capillas.

Ermita de San Pedro Mártir. En sus alrededores se encontraba el herradero y por ella pasaba el Vía Crucis.

Plaza de España. Conocida popularmente como de “Los andenes” es la encargada de albergar el Ayuntamiento y la Iglesia de Santa María de Gracia.

Plaza de la Constitución. Situada en el centro de la localidad, es el punto de encuentro y celebración de todas las fiestas del municipio.

Plaza de El Llano. Está ubicada en la entrada de la localidad. Es popularmente conocida con ese nombre entre los vecinos, por ser el lugar donde entraban los rebaños de ovejas que pastaban en la Dehesa Boyal y donde los propietarios de los mismos esperaban a los pastores.

Peña Carnicera. Se cree que pudiera tratarse de un santuario rupestre de época prerromana, al encontrar un bolo granítico con unas oquedades que permiten el acceso a la parte más alta de la roca, donde hay una pileta excavada.

Otro rincón emblemático de Mata de Alcántara es la calleja de los Lavaderos, llamada así porque al final de la misma se encuentra un regato que servía a las mujeres del municipio para blanquear la ropa de la familia.

También encontramos altares y grabados rupestres, calzadas romanas, molinos y chimeneas, características por su construcción y estado de conservación.

PARA AMANTES DE LA NATURALEZA

La Charca de Cueto y la Charca de La Laguna son considerados lugares de recreo para el deporte de la pesca de la tenca y para la observación de aves acuáticas.

En el Embalse de La Laguna, que se encuentra en las inmediaciones de la charca del mismo nombre.

La Ribera de la Mata es actualmente un corredor ecológico donde todavía se pueden contemplar bosques de ribera con especies arbóreas como fresnos, álamos, olmos… Esta ribera es conocida como “La Fresneda”.

Todos estos lugares poseen una importante riqueza faunística, especialmente pudiendo encontrarnos con cigüeñas blancas y negras, garzas… Así, gracias al entorno natural que ofrece este municipio, se han creado varias rutas de senderismo. La Mata durante años se ha sabido mantener como pueblo apoyándose en su espectacular dehesa, cargada de encinas que los matiegos han cuidado durante siglos, en la Ribera de la Mata donde se situaban la mayoría de los molinos harineros que pertenecían al pueblo, en la Laguna, con gran cantidad de tencas y en el bosque ripario, con productos de la huerta y cuya madera se utilizaba para la construcción de edificios.

FIESTAS TRADICIONALES

Día del Niño. Es la noche de Reyes donde la magia, imaginación e ilusión de todos los pequeños es el objetivo primordial de la celebración. Bendicen todas las casas del pueblo llevando a hombros al niño Jesús, para finalizar en la iglesia donde se celebra la Misa del Día de Reyes.

Las Candelas. Con gran fervor se celebran el 2 de febrero Las Candelas con actos religiosos, bailes regionales y la tradicional degustación de las coles con buche, entre otros.

Ruta Motera Naharro. Se convierte en el día de encuentro de los amantes de este vehículo celebrándose el segundo sábado de febrero.

El último sábado del mes de febrero tiene lugar la tradicional Matanza Popular del cerdo, donde todos los vecinos participan en el desarrollo de las diferentes actividades y donde se pone el broche de cierre al denominado “Febrero loco”.

Semana Santa. También es muy festejada en la localidad destacando la procesión del encuentro del Domingo de Pascua.

El Viernes Santo se viene celebrando La Pela del Potro, se trata de una tradición de antaño. En este día los jinetes del municipio se concentran en la dehesa boyal para proceder a la pela de los potros nacidos en el año. Tradicionalmente era un hecho que se realizaba por los ganaderos durante el  mes de abril con una doble finalidad, por un lado, aliviar al animal del pelo en los meses más calurosos, y por otro, presentarlos con mejor aspecto en la tradicional feria de ganado de Brozas. Hoy día, jinetes y amazonas salen a buscar la yeguada que se encuentra dispersa por la dehesa, siendo este momento uno de los más emotivos del día. Cuando consiguen agrupar a todos los animales se dirigen a los “corrales de manejo” para separar las yeguas de los potros y proceder a la pela de los mismos. Tras este espectáculo equino, el día se cierra con una comida típica de Semana Santa y actuaciones musicales.

Romería de San Lorenzo. Se celebra el último sábado del mes de abril en el paraje de la ermita. Dejando para la semana en torno al 10 de agosto las fiestas de San Lorenzo, con misas en honor al Santo, competiciones deportivas, actividades para todo el público, verbenas y toros al estilo tradicional.

SUS SABORES

Cualquiera que visite esta localidad no puede abandonarla sin degustar la rica gastronomía de la que presume, como son los embutidos de la matanza tradicional, las tencas, las coles con buche, la caldereta de cordero, el frite y el mondongo, además de sus dulces típicos como mormenteras, empanadas, roscas bañadas, mantecados y los fritos.