POR LA RUTA DE LA LANA

Malpartida de Cáceres, Arroyo de la Luz, Navas del Madroño, Brozas, Alcántara y Piedras Albas.

Comienza la ruta en el Lavadero de Lanas de Los Barruecos, en Malpartida de Cáceres, y termina en el Puente de Segura sobre el río Erjas en el Término municipal de Alcántara. Es una ruta de aproximadamente 69 Kms que puede realizarse a pie, en bicicleta o caballo. Predominan las dehesas y pastizales de llanura.

Elementos de interés: Lavadero de Lanas de los Barruecos, patrimonio urbano de Malpartida de Cáceres, hornos tejeros, puente sobre el Casillas, patrimonio urbano de Arroyo de la Luz, pozos y chozos, tumbas antropomorfas, patrimonio de Brozas, Villa del Rey, Alcántara y Piedras Albas y puentes romanos de Alcántara y Segura.

Espacio Naturales Protegidos: Monumento Natural de los Barruecos, Llanos de Brozas y Alcántara, Colonia de Cernícalos Primilla de Brozas, Parque Periurbano de Conservación y Ocio “Charca de Brozas y Ejido”, Embalse de Alcántara, Parque Natural del Tajo Internacional y Río Erjas.

Vías pecuarias y caminos utilizados: Vereda del Lavadero de Lanas o de Malpartida, Colada de la Luz, Cordel de Arroyo, Vereda de los Charros o del Camino de Pedro Vecino, Cordel de Merinas de Alcántara y Cañada Real de Gata.



El inicio de esta gran ruta por la comarca se sitúa en un lugar singular desde muchos puntos de vista. El paraje de los Barruecos es uno de los Monumentos Naturales catalogados en Extremadura donde encontraremos buenos ejemplos de fauna y flora; además acogió un interesante contingente de población en épocas remotas de las que nos han llegado restos materiales (poblados, villas romanas, dólmenes e industria lítica) actualmente en fase de estudio. Pero el referente de los Barruecos, amen de sus impresionantes bolos graníticos, es el lavadero de lanas del siglo XVIII, edificio acertadamente restaurado que alberga un excéntrico tandem: el Centro de Interpretación de Vías Pecuarias y las colecciones de arte contemporáneo de artistas como Vostell.

Seguiremos siempre el trazado de las vías pecuarias, con nombres distintos según el término municipal que atraviese, y superponiéndose al camino romano que unía Córdoba con Oporto, la calzada del Puente Romano de Alcántara, tan desconocida hoy en día como importante fue en su época; prueba de ello es el impresionante Puente de Alcántara, o el más modesto de Segura (Alcántara), entre otros muchos vestigios de la época.

Cruzaremos el pueblo de Arroyo de la Luz con un interesante patrimonio, para salir en dirección a Brozas, no si antes disfrutar de los paisajes tan dispares como las dehesas o los campos de Araya. Tras atravesar Brozas siguiendo la ruta, que bien merece una visita detenida, entraremos en tierras de Villa del Rey para después llegar a las tierras de Alcántara.

Abandonamos el pueblo señero de la antigua Orden de Alcántara cruzando el Puente Romano, por antonomasia, mudo testigo del paso del tiempo junto a la moderna obra del Pantano de Alcántara, aguas arriba. Ahora siguiendo unas veces la Cañada Real de Gata, otras el camino romano, y otras la actual carretera, alcanzamos Piedras Albas, pequeño pueblo fronterizo que aún conserva el edificio aduanero, por donde nos encaminaremos al Erjas, vadeándolo por el internacional Puente Romano de Segura, replica en miniatura del Puente de Alcántara, en cuyo petril encontraremos los límites de España y Portugal. En este punto termina la Ruta de la Lana hispano-extremeña para comenzar la Rota da Lã portuguesa que nos llevará hasta el centro manufacturero de lanificios en Covilhá.

Más información en http://www.translana.es