Visita nuestros Pueblos

Arroyo de la luz

Localidad que ya era conocida en el s.XVI por su cerámica -cántaros, búcaros, botijos, pucheros, hornillos- que ha prevalecido hasta la actualidad. Es Arroyo una población con una fuerte carga histórica y cultural, en la que destaca una de las joyas artísticas de la comarca, las veinte Tablas del Retablo de la Iglesia Parroquial de la Asunción, obra de Luís de Morales, catalogadas en 1981 como Monumento Histórico Artístico Nacional. En las afueras de la población, se alza el recientemente restaurado Convento de San Francisco del año 1570, y se extiende, la Dehesa de la Luz, un paraje de encinar extremeño donde se ubica la Ermita de la Virgen de la Luz, patrona de la localidad, que da nombre a su fiesta mayor, el Día de la Luz, de cuya celebración hay datos ya del s.XVI y que está declarada de Interés Turístico Regional. En el Día de la Luz, que se celebra tradicionalmente el lunes de Pascua, se conjugan el amor y la devoción que en Arroyo se siente por la Virgen de la Luz y la pasión que en esta localidad se siente por el mundo del caballo. La alfarería, es una actividad tradicional en Arroyo de la luz, siendo famosos en la región sus pucheros. Destacan también los embutidos, las Tortas de la Luz -dulce característico de Arroyo- y en sus bares y tascas pueden degustarse las exquisitas Tencas y Morcillas.

LA IGLESIA DE LA ASUNCIÓN

De estilo Gótico Isabelino  fue construida entre los s.XV y XVI con sillares de granito. El exterior  presenta dos torres, la Torre de las Campanas y la del Reloj. Pero lo más destacado es su Retablo Mayor. En 1.548 se encargó al tallador y ensamblador Alonso Hipólito su realización.  La parte más admirada son las tablas que pintara Luis de Morales, apodado “el Divino”, y que forman la mayor colección de obras del insigne autor conservadas en el mismo lugar para el que fueron creadas. La iglesia fue declarada Monumento Histórico Artístico Nacional en 1.981.

LA ERMITA DE LA VIRGEN DE LA LUZ

En medio de la Dehesa Boyal se encuentra la Ermita de la Virgen de la Luz, patrona de la localidad. Su origen parece estar en un antiguo templo paleocristiano, sufriendo numerosas reformas a lo largo de los s.XVI, XVII, XVIII Y XIX, conjugando así diferentes estilos. La Dehesa de la Luz es un lugar con profusión de tumbas antropomorfas, enterramientos antiguos realizados sobre piedra, en este caso granito, material abundante y dominante por toda la zona, muy próxima al batolito de Araya. Podemos ver tumbas alrededor de la ermita, en lo que se llama patín de la Virgen, por el pozo de las Matanzas, junto al Cordel de Arroyo, y en el paraje de la Charca de la Dúa, pegada a la carretera de Alcántara.

CASTILLO O CASA FUERTE DE HERRERA

De origen almohade, fue reconstruido y usado como fortaleza durante la Reconquista. A partir del s.XIV se reutilizó como Castillo señorial, pasando a ser Casa Fuerte de Herrera. Con sillares irregulares graníticos, está situado en una ligera loma al extremo SE del pueblo. El recinto interior es rectangular. Su fábrica es de mampostería y pizarra unida con argamasa (cal y arena); se accede a él mediante puerta que se perfila con un arco apuntado. En el interior se advierten mechinales que nos indican la existencia de varios pisos. El patio de armas desempeñó la función de cementerio municipal desde mediados del s.XIX (1843), En el s.XVI los señores feudales se trasladan a vivir en los palacios de las grandes ciudades abandonando los castillos, quedando estos a partir de este momento en estado ruinosos por el abandono al que son sometidos.

CONVENTO DE SAN FRANCISCO

Perteneciente a la orden de los descalzos franciscanos de S. Pedro de Alcántara. Está situado a extramuros de la población, fundado por los señores de Arroyo hacia el 1570, donándolo a los religiosos. El convento estaba integrado por sacerdotes, legos, coristas, donados y arrieros, realizando a su vez funciones de acogida y enfermería de transeúntes y pobres que pasaban por la villa. Constaba de dos partes, la iglesia y las dependencias conventuales.

RUTAS Y EXCURSIONES

-Las Charcas de Petit. Este humedal arroyano, de alto valor ambiental, se originó tras la construcción de dos pequeñas presas enlazadas sobre el cauce del arroyo de Las Labranzas. Está incluido en la Red Europea “Natura 2.000” como Lugar de Importancia Comunitaria (LIC).

-La Dehesa Boyal. Tomando la ermita de la Luz como punto de partida podemos ir por el camino de la Angarilla para ver los chozos de los Guardas, conocer esta bonita zona, e incluso ir más allá para ver el pozo de las Matanzas, donde la leyenda dice que se libró una cruenta batalla entre moros y cristianos.

-El Cordel de Arroyo. Constituye la única vía pecuaria clasificada en Arroyo y sobre su trazado se ha marcado la Ruta de la Lana, que va desde Malpartida de Cáceres a Covilhá. Podemos utilizarla para acercarnos a la Rivera de Araya, e incluso llegar a Brozas, tomándola en dirección noroeste; y si la tomamos en dirección sureste, cruzando el Casillas y la N-521, llegaremos hasta Malpartida de Cáceres.

FIESTAS

-Día de la Luz. Fiesta que viene celebrándose desde el s. XVI, está declarada de Fiesta de Interés Turístico Regional desde 1.997. Celebrada en honor a su patrona, cada  Lunes de Pascua, conmemora la batalla entre moros y cristianos y la aparición de la Señora. En este día los caballos son los dueños de las calles, el día comienza con una misa y procesión en el santuario de Ntra. Sra. de la Luz, luego los caballos enjaezados se dirigen a la Corredera donde se lanzan calle abajo en veloz carrera, mostrando todo su brío y el hábil manejo de sus jinetes.

-Romería de la Virgen. Se celebra alrededor de la Ermita de la Virgen de la Luz a los quince días del Domingo de Resurrección.

-Las Candelas. El 2 de febrero, se festejan en honor a la Virgen de la Candelaria, con corros populares y ofrendas a la Virgen.

-San Antón. Se festeja el 17 de enero.

-Las Ferias de Septiembre. Tradicionalmente se organizaba el mercado de ganados y ahora actos festivos, como verbenas, desfiles de cabezudos, juegos infantiles, toros y capeas al estilo tradicional.

GASTRONOMÍA

Uno de los manjares es, sin duda, la tenca, que se prepara en escabeche o frita en aceite de oliva. La gastronomía arroyana cuenta además con guisos tradicionales como son el frite extremeño, la liebre con arroz, las coles con buche, el gazpacho de poleo, las puchas, los bollos de chicharrones, las morcillas frescas, el mojo de pardillas y las escabecheras. En época de caza, el estofado de venado, jabalí y las perdices y los embutidos procedentes de la matanza del cerdo, como chorizos, lomo, jamones y patateras. En repostería las Tortas de la Luz son el dulce más representativo además de las bolluelas, las perrunillas, los coquillos, las roscas de aire y de vino.

ALOJAMIENTOS Y RESTAURANTES

Restaurante Complejo El Palacio
 Tfno.927270275complejoelpalacio.com